Mi Propósito

Gonzalo Díaz-Báez

(Speaker&Emprendedor)

Mi Propósito

Gonzalo Díaz-Báez

(Speaker&Emprendedor)

Hacia donde me dirijo…

Más de alguna vez he leído un dato que menciona que el 80 % del éxito de una persona depende de sus habilidades de comunicar y liderar; Cada vez que escucho algo similar me pregunto – ¿Por qué hay tanta gente estudiando temas técnicos en lugar de desarrollar sus habilidades de comunicación?

Escúchalo o continua leyendo

Soy un millennial (de los primerizos de 1984), que se dio la oportunidad de replantearse el camino de la vida, más de un vez he cambiado el rumbo y más de una vez cambiaré el rumbo, hoy me dedico a emprender en todo lo relacionado con comunicación, porque estoy convencido que si ayudamos a que cada persona aumente sus habilidades de comunicación, podemos tener unos mejores negocios y por lo tanto un mejor planeta.  

Mi propósito es apoyar y crear proyectos que generen abundancia y que me den la posibilidad de ayudar a más de 1 millón de personas. Y a la par me gusta vivir nuevas experiencias, viajar, hacer ejercicio, conocer gente, en pocas palabras sentir.

Soy Gonzalo Díaz-Báez, embajador y fundador de “Comunica en Paralelo” y RUBIG, me gusta hablar de cómo comunicar negocios e innovación.

Todo lo que podrás encontrar en mi sitio es para toda aquella persona que hace lo que ama o que quiera hacer lo que ama y que deseé serle útil al mundo, sin importar cuál sea su profesión.

blog02
foto03
foto04

Para conocer a alguien, es importante saber cuales son las experiencias que lo convirtieron en quien es…

Podría decir que en mi vida he hecho de todo un poco, desde altruismo hasta negocios (que por cierto algunos de esos han tronado como palomita), pero recordando porque hoy estoy aquí, listaré para ti algunos momentos de la vida que me marcaron:

Momento 1.

Tú eres el responsable de tus sueños
En primaria no fui muy brillante académicamente, notas bajas, aprendí a leer muy tarde y multiplicar me parecía imposible. Así que mi hermano mayor me dijo: si sacas 95 de promedio en el año te regalo un Nintendo. ¿Qué sucedió?, Obtuve algo así como 94.5 de promedio, mi hermano cumplió con su trato, no me dio el Nintendo. Este hecho le sirvió a mi madre para darme una lección muy importante – “Ni un premio o un aplauso te darán nada, todo lo que te propongas en la vida es posible, pero es tu responsabilidad y lo tienes que hacer por ti mismo”.
Momento 2.

Puedes cambiar, solo déjate dar un empujón
Fui bastante introvertido, jugar solo, caminar solo, estar solo era un pasatiempo perfecto para mí. Lo cual le preocupó mucho a mi padre, así que un día me tomo de la mano y enérgicamente me dijo: “Si no invitas todos los viernes un amigo nuevo a la casa te castigaré”. Sudaba todos los jueves porque no sabía cómo invitar a alguien a la casa, pocos años más tarde me regañaban porque ya nunca llegaba a casa.
Momento 3.

Perder parece ser bueno
Después de muchos deportes, termine practicando tae kwon do por años, antes de retirarme de dicha disciplina decidí ir a un último torneo, pocas veces perdía pero esta fue la excepción, no pase ni la primera ronda. La lección de vida fue simple y recuerdo claro lo que me dijo mi entrenador: “Gonzalo, tu estás destinado a ser líder, pero que sería de un líder que no sabe lo que es perder y levantarse”
Momento 4.

No decidas solo por dinero
Decidí estudiar ingeniería industrial, porque en ese momento la gráfica de salarios decía que eran de los mejores pagados. ¡Qué estupidez! Decidí solo por eso…
Momento 5.

Nunca es tarde para replantearte el camino
Cuando inicie mi carrera de ingeniero, un jefe hozó señalarme que era mejor comunicando los proyectos que diseñándolos. Gracias a ese comentario me di cuenta de que lo que hacia me gustaba, pero no hacia lo que amaba.
Momento 6.

Decir no, puede ser un gran aliado para el éxito
Cuando alguien te ofrece un salario que alcanza para una familia de 7 personas te brillan los ojos, más si tú eres una familia de 1. Esa persona me dijo algo muy claro: “Gonzalo, veo que tienes un espíritu emprendedor, te daré el salario que desees, pero espero o que te entregues a este puesto con toda la actitud y sino mejor ve y emprende”
Momento 7.

La decisión
Decidí emprender y tener un salario que no alcanzaba ni para ½ persona.
Momento 8.

Cuando caes al fondo, solo queda subir
Una par de años atrás emprendí negocios simultáneos y ninguno de ellos co-relacionados, primera lección si tienes varias ideas, todas deben de estar relacionadas. Eso no fue todo, mi vida cambio radicalmente, caí en quiebra, perdí casa, me separé de seres queridos …Parecía que la vida re-iniciaba totalmente. Mi querido coach José Luis B. me dijo – “Gran bendición; tienes la experiencia de una persona de 50 años, pero iniciando el momento más productivo de toda tu vida, ¿Qué harás con tanta experiencia y con tanta vida por delante?”
Momento 9.

La vida
Vivir, vivir y más vivir …. Falta muchos momentos por platicarte, ¿Qué te parece si permanecemos en contacto y compartimos?
Momento 1.

Tú eres el responsable de tus sueños
En primaria no fui muy brillante académicamente, notas bajas, aprendí a leer muy tarde y multiplicar me parecía imposible. Así que mi hermano mayor me dijo: si sacas 95 de promedio en el año te regalo un Nintendo. ¿Qué sucedió?, Obtuve algo así como 94.5 de promedio, mi hermano cumplió con su trato, no me dio el Nintendo. Este hecho le sirvió a mi madre para darme una lección muy importante – “Ni un premio o un aplauso te darán nada, todo lo que te propongas en la vida es posible, pero es tu responsabilidad y lo tienes que hacer por ti mismo”.
Momento 2.

Puedes cambiar, solo déjate dar un empujón
Fui bastante introvertido, jugar solo, caminar solo, estar solo era un pasatiempo perfecto para mí. Lo cual le preocupó mucho a mi padre, así que un día me tomo de la mano y enérgicamente me dijo: “Si no invitas todos los viernes un amigo nuevo a la casa te castigaré”. Sudaba todos los jueves porque no sabía cómo invitar a alguien a la casa, pocos años más tarde me regañaban porque ya nunca llegaba a casa.
Momento 3.

Perder parece ser bueno
Después de muchos deportes, termine practicando tae kwon do por años, antes de retirarme de dicha disciplina decidí ir a un último torneo, pocas veces perdía pero esta fue la excepción, no pase ni la primera ronda. La lección de vida fue simple y recuerdo claro lo que me dijo mi entrenador: “Gonzalo, tu estás destinado a ser líder, pero que sería de un líder que no sabe lo que es perder y levantarse”
Momento 4.

No decidas solo por dinero
Decidí estudiar ingeniería industrial, porque en ese momento la gráfica de salarios decía que eran de los mejores pagados. ¡Qué estupidez! Decidí solo por eso…
Momento 5.

Nunca es tarde para replantearte el camino
Cuando inicie mi carrera de ingeniero, un jefe hozó señalarme que era mejor comunicando los proyectos que diseñándolos. Gracias a ese comentario me di cuenta de que lo que hacia me gustaba, pero no hacia lo que amaba.
Momento 6.

Decir no, puede ser un gran aliado para el éxito
Cuando alguien te ofrece un salario que alcanza para una familia de 7 personas te brillan los ojos, más si tú eres una familia de 1. Esa persona me dijo algo muy claro: “Gonzalo, veo que tienes un espíritu emprendedor, te daré el salario que desees, pero espero o que te entregues a este puesto con toda la actitud y sino mejor ve y emprende”
Momento 7.

La decisión
Decidí emprender y tener un salario que no alcanzaba ni para ½ persona.
Momento 8.

Cuando caes al fondo, solo queda subir
Una par de años atrás emprendí negocios simultáneos y ninguno de ellos co-relacionados, primera lección si tienes varias ideas, todas deben de estar relacionadas. Eso no fue todo, mi vida cambio radicalmente, caí en quiebra, perdí casa, me separé de seres queridos …Parecía que la vida re-iniciaba totalmente. Mi querido coach José Luis B. me dijo – “Gran bendición; tienes la experiencia de una persona de 50 años, pero iniciando el momento más productivo de toda tu vida, ¿Qué harás con tanta experiencia y con tanta vida por delante?”
Momento 9.

La vida
Vivir, vivir y más vivir …. Falta muchos momentos por platicarte, ¿Qué te parece si permanecemos en contacto y compartimos?

Comunicar no lo es todo pero se usa en todo lo que tiene éxito.

Regístrate y obtén un manual gratuito y videos cortos semanales

snapme